El Vampiro de Sevilla

Películas y más

Mis películas de animación favoritas

Aunque principalmente dirigidos a niños, las películas de animación son perfectas para toda la familia. No solo entretienen, la mayoría esconde una moraleja que los niños van interiorizando fácilmente y que puede ayudarlos a superar sus problemas.

Lo que una vez fue considerado una distracción cinematográfica para niños, se ha convertido en un medio tan creativamente fértil y emocionalmente resonante como cualquier película de acción dirigidas a los mayores.

Mis películas de animación favoritas

Todos tenemos nuestras películas de animación favoritas. Estas son las mías:

Bambi (1942)

Hay pocos momentos en la historia de Disney que sean tan inolvidables como cuando vimos a la madre de Bambi recibiendo un disparo de un cazador, dejando así a su dulce cervatillo huérfano. Más allá de hundirse por los problemas, Bambi crece, aprende cosas nuevas y consigue salir adelante gracias a sus compañeros.

Bambi es una película de la vida, que también incluye la muerte, pero que también hace sitio para la amistad, la familia y la naturaleza.

Toy Story (1995)

Pixar entró en el mundo de la animación con esta película, que fue un éxito rotundo y revolucionó el mundo de la animación. Tiene un lenguaje sencillo, primordial para los niños y un reparto de juguetes adorables que se sienten como viejos amigos. Los protagonistas, Woody y Buzz Lightyear forman una extraña pareja cómica, y la canción Hay un amigo en mí es un clásico.

La Sirenita (1989)

Disney marcó el comienzo de una nueva era de éxitos animados con esta adaptación del cuento de hadas de Hans Christian Andersen, una brillante fantasía musical sobre el sueño del ser humano. Esta fue la barra de medir para las siguientes producciones, por su producción y música impecables.

Pesadilla antes de Navidad (1993)

¿A quién no le gusta el baile del esqueleto Jack Skellington? Aunque parece que los ejecutivos estaban preocupados porque la película no fuera demasiado asustadiza para los niños, el proyecto de Tim Burton poco tiene que ver con películas de terror. Es más, pretende convertir este miedo en nostalgia, fantasía y amistad.

WALL-E (2008)

Una de las películas más ambiciosas de Pixar, con un primer acto casi silencioso, en que el robot encuentra a EVA y viajan al espacio exterior, donde aprenderemos lo que sucedió a la humanidad después de generaciones de confiar en la tecnología. Habla del medio ambiente, del consumismo... WALL-E es, ante todo, una historia de amor conmovedora sobre dos inadaptados no coincidentes.

Blancanieves y los siete enanitos (1937)

Princesas cantando, reinas malvadas, héroes y útiles compinches se han convertido en la fórmula de Disney para una película de animación de éxito.

Pero en la década de 1930, Walt Disney apostó el futuro de su empresa a un largo cuento de hadas y cambió el futuro de la animación. El éxito internacional de Blancanieves justificó el dinero que el estudio había gastado en cámaras especiales y nuevas técnicas de animación. El riesgo valió la pena y ahora tenemos un bello y atemporal cuento.